Las vacaciones son sinónimo de diversión, días de descanso total y el momento perfecto para darnos esos gusticos que durante el año evitamos. En nuestras vacaciones salimos de la rutina diaria y somos más flexibles, es por eso que al regresar de ellas nos cuesta un poco retomar la rutina que llevábamos antes de adaptarla a este periodo de descanso y es ahí donde postergamos hábitos saludables que con el tiempo nos va costando más trabajo agregar a nuestro día a día.

Es importante que seamos gentiles con nosotros mismos, nos escuchemos, y nos tomemos el tiempo de planear en este nuevo año grandes logros a nivel laboral, personal pero también físicos y de salud pues esto también nos hará sentir bien. Hoy queremos contarte 5 tips para que retomes tu rutina saludable después de las vacaciones:

 

1.Ponte fechas:

Es importante que apenas llegues de vacaciones fijes una fecha de inicio y la cumplas. No le des tantas vueltas a la mente  que te va a decir que empieces después, date la oportunidad de demostrarte que si lo puedes hacer.

Creditos: Pinterest

 

 

2.Planea tu objetivo:

Planear es lo que te ayudará a hacer que tu rutina poco a poco se vaya ajustando, planea objetivos a corto plazo semanales y organízate: programa el despertador, en una agenda planea tus horarios, escribe tus objetivos, y empieza haciendo un mercado saludable para tener alimentos sanos que te ayuden a cumplir tus objetivos, acuéstate temprano , ten actitud positiva y sé cumplido con lo que te estas fijando, los primeros días suelen costar mucho pero    luego te vas adaptando.   

3.-Auto Motivate!:

Un excelente tip para motivarte y darte un impulso para  bajar esos kilitos de más que subiste en vacaciones, es comprar un outfit deportivo que te haga sentir linda y te motive a ir a entrenar. También puedes motivar a tu pareja para que juntos puedan hacerlo regalándole unos nuevos tenis o chaqueta deportiva que lo motive.

Creditos: Nautica

4.-Evalúa:

Cada 15 día evalúa cómo vas, cómo te sientes y si has cumplido con tus metas, tener un calendario visible en tu armario en el que puedas hacer un check cada vez que cumples con tu meta diaria te ayudará a ser más consciente de lo que estás haciendo.

5.-Premiate:

Si es final de mes y cumpliste con tu meta, ¡Felicitaciones! Es hora de premiarte, regalate un momento para ti, un día de spa, una cita contigo misma comiendo en ese delicioso lugar que te gusta o algo que te haga muy feliz como una camisa linda que te haga lucir tus mejoras  y te motive aún más para empezar el próximo mes.