La etapa de la infancia es la base para obtener el mayor desempeño del cuerpo, es cuando se percibe un alto desarrollo cognitivo, físico y social. Es por esto que el organismo debe recibir una cantidad considerable de vitaminas, minerales y proteínas para lograr un óptimo crecimiento.

Los alimentos nutritivos son aquellos que aportan al organismo los nutrientes, vitaminas, calorías y demás componentes necesarios para tener un rendimiento adecuado a lo largo del día.

¿Sabes qué alimentos puedes darle a tus hijos, de acuerdo a su edad?

  • 0 a 6 meses: Lactancia materna
  • 6 a 12 meses: Lactancia materna e inicio de alimentación suplementaria (con guía pediátrica)
  • 24 meses en adelante: Se recomienda dar alimentos complementarios unas tres o cuatro veces al día, añadiéndoles aperitivos nutritivos una o dos veces al día

La alimentación en la adolescencia

  • El alimento debe ser suficiente, variada y equilibrada con el objeto de cubrir sus necesidades energéticas y de nutrientes para el crecimiento y desarrollo.
  • Realizar 5 comidas diarias (desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena) de ser posible.
  • No olvidar el desayuno, pues es la primera alimentación después de un ayuno prolongado, y es recomendable que esté compuesto por cereales, leche, frijoles y alguna fruta.
  • La merienda debe incluir leche sola o derivados, frutas, pan en todas sus variedades.
  • Es aconsejable restringir la ingesta de jugos azucarados y bebidas de botella y en lo posible cambiarlos por agua pura o jugos preparados en casa.

Raciones recomendadas para el preescolar

Raciones recomendadas para el escolar

Beneficios de una alimentación adecuada

  • Mejora la salud general de la persona, a través de un buen aspecto y desempeño físico y académico, ya que proporciona la energía necesaria para realizar las actividades diarias.
  • Ayudan al correcto funcionamiento del organismo y la conservación de la salud, ya que aportan sustancias que refuerzan el sistema inmunológico del organismo.

“Es importante tomar en cuenta que una alimentación adecuada es esencial para el desarrollo del sistema nervioso y cognitivo. Además, favorece al crecimiento corporal y la síntesis de nuevos tejidos, ya que aportan los nutrientes necesarios para el crecimiento y regeneración”, comentó Carlos Martínez, pediatra Hospital Ángeles.

Recomendaciones Nutricionales

  • Prolongar la lactancia materna hasta los 6 meses.
  • Comer en compañía del resto de familia en el mismo horario y sentado en silla y mesa.
  • En niños menores de 2 años evitar los dulces pequeños o semillas que puedan causar atragantamiento.
  • Evitar durante los tiempos de comida las distracciones como televisión, música, teléfono, tabletas o ruido excesivo.
  • Incluir en la dieta alimentos de origen animal, leguminosas, cereales, vegetales, frutas y agua.
  • Ofrecer 5 tiempos de comida al día; 3 principales y 2 refacciones.
  • El desayuno es el alimento más importante del día, por lo que no puede faltar.
  • Comer frutas, verduras y vegetales frescos.
  • Incluir en la dieta alimentos de origen animal, leguminosas, cereales, vegetales, frutas y agua.
  • Evitar, golosinas o bebidas altas en azúcar, tales como, jugos, néctares, te o bebidas energéticas, debido a que son de baja calidad nutricional y pueden sustituir el consumo de alimentos saludables.
  • No ingerir alimentos enlatados, en conserva o en almíbar, caramelos y chocolates.

¿Qué actividades puede realizar el niño?

El niño deberá comenzar a realizar ejercicio físico acorde al desarrollo de sus capacidades motoras tales como, flexibilidad, coordinación, fuerza y resistencia muscular y cardiorrespiratoria.

Según la etapa evolutiva del niño:

  • Primeros 2 años de vida: favorece el juego libre y el movimiento. Hay que vigilar su entorno para evitar caídas o accidentes.

  • Etapa preescolar:  los niños pueden saltar, tirar y recoger una pelota, así como ir en triciclo. El juego prevalece en esta etapa.

  • De 4 a 7 años: se desarrolla la actividad motora: la coordinación, habilidad, equilibrio y velocidad. Realizan actividades como andar sobre un pie, montar en bicicleta, jugar al balón, etcétera.

  • De 8 a 9 años: ya pueden realizar minideportes como salto, carreras, entre otros.

  • De 10 a 12 años: desarrolla habilidades motoras específicas como la flexibilidad, la fuerza, la resistencia; también se potencia el dominio del cuerpo y cierta técnica sobre él. En esta etapa ya se introduce el juego deportivo, con ciertas reglas y normas.

  • De 13 a 15 años: desarrollo de la pubertad, es una etapa importante porque es el momento en el que hay una gran actividad física (gran madurez motora), pero cuando se produce un mayor abandono de la actividad deportiva.

Es importante acudir a hospitales que brinden el profesionalismo para asesorar a los padres de familia en temas nutricionales, debido a que es un área fundamental en el desarrollo de los niños. Hospital Ángeles es una entidad médica privada, comprometida con sus pacientes, brindando servicios integrales de salud con altos estándares de calidad profesional, tecnología médica y calidez humana.

Fuente: Hospital Angeles