Google ha trabajado para que los sitios web dejen de comportarse como no deben, por ejemplo, limitando la reproducción de videos y sonidos de pestañas en segundo plano y la apertura de pop-ups.

Aún así la experiencia de navegación no era la mejor de todas, sobre todo tratándose de sitios web con contenido malicioso o engañoso que redireccionan al usuario sin su consentimiento, lo cual tiene sus días contados.

De acuerdo con el blog oficial de Google, la versión 64 de Chrome evitará que cualquier contenido de terceros incrustado en una página redireccione al usuario a otro sitio web, mostrando en su lugar una barra informativa, a no ser que la redirección fuera solicitada realmente.

Si así fuera y al hacer clic se abriera el enlace en una nueva pestaña y la página original es redireccionada a otra con el fin de eludir el bloqueo de pop-ups, en Chrome 65 se detectará este comportamiento para evitar el redireccionamiento de la página original y en su lugar se mostrará una barra informativa.

Tras “matar dos aves de un sólo tiro”, comenzando en enero el bloqueador de pop-ups de Chrome detectará experiencias abusivas, por ejemplo, enlaces a sitios web disfrazados como botones multimedia y capas transparentes usadas para interceptar clics y abrir páginas web en pestañas nuevas.

Ya que cada una de estas novedades llegará de forma paulatina en diferentes versiones del navegador, tendremos que esperar para disfrutar de una mejor experiencia de navegación en nuestros móviles.

Fuente: www.wayreless.com