A pocos días de la Semana Santa muchas personas se preparan para compartir en familia, celebrar las fiestas religiosas o salir de paseo. Durante estos días la alimentación sufre algunos cambios y se ve afectada por el aumento en el consumo de alimentos predominantes como harinas, azúcares y grasas.

La nutricionista Adriana Echandi recomienda unos cuidados básicos para mantener una alimentación equilibrada durante estos días donde suelen haber muchos excesos, pero donde sí se puede comer y beber con moderación.

“Durante esta Semana Santa las personas tienden a darse más gustos de la cuenta. Algunos populares antojos como el arroz con leche, las mermeladas, la miel de coco y el chiverre suelen estar preparados con mucha azúcar y es justo ahí, donde debemos prestar atención. Podemos utilizar Splenda® para endulzar esos platillos y así reducir el consumo de azúcar y no consumir más calorías de las necesarias.” finalizó Echandi.

Cómo comer bien en Semana y no fallar en el intento

  • No coma más de la cuenta. Cuidado con caer en la trampa de los antojos, sepa identificar cuando realmente siente hambre o cuando está comiendo por ansiedad. Su cuerpo sabe indicarle cuando está comiendo de más, no llegue hasta ese límite, cuide las porciones de lo que come.
  • Hidrátese constantemente. Tomar suficiente agua durante el día le permitirá controlar el hambre y los antojos. Si usted va a la playa, las temperaturas serán mayores por lo que el cuerpo va a necesitar reponer más líquidos. Una opción deliciosa y practica para estos días Santos es preparar aguas saborizadas con menta, pepino o frutas y endulzarlas con Splenda®.
  • Disminuya el consumo de azúcar. Cuando elija sus alimentos busque alternativas para no comer más azúcar de la cuenta. Prefiera tomar agua antes de bebidas azucaradas, endulce con Splenda® los postres, conservas o bebidas que prepare.
  • Cuide su digestión. No olvide incluir alimentos altos en fibra, vegetales y frutas durante su dieta. Evite los alimentos procesados, comidas rápidas o bebidas gaseosas.
  • Realice ejercicio. Aproveche estos días libres para salir a caminar, correr o practicar el deporte que más le guste. Estos días suelen ser soleados, aproveche el buen clima y disfrute estar al aire libre.
  • Si usted sabe que en uno de los tiempos de comida va a comer más de la cuenta, o esa porción va a ser más voluminosa, alterne en su siguiente tiempo de comida con una porción o alimentos más ligeros.
  • No se salte los tiempos de comida. Intente realizar los tres principales tiempos de comida e incluya meriendas. Establezca un orden y horarios para comer. En estos días de vacaciones las personas suelen acostarse y levantarse más tarde, no descarte el desayuno y busque cenar liviano.
  • Cuidado con el alcohol. Si consume bebidas alcohólicas, recuerde que estas bebidas son altas en contenido energético de grasa y azúcares. Consumirlas en exceso hará que su cuerpo las almacene como grasa.

Aliméntese inteligentemente, seleccione adecuadamente lo que come, prefiera preparar recetas con ingredientes más saludables, coma las porciones adecuadas y no olvide los hábitos del ejercicio, el descanso y la buena hidratación. Sin duda alguna, sí se puede cuidar la salud y disfrutar al mismo tiempo.

Fuente: nutricionista Adriana Echandi ( Splenda )