Con una inversión superior a los 4 millones de quetzales, Ecofiltro amplía su planta de producción, ubicada en el kilómetro 77, Aldea San Lorenzo El Cubo, Ciudad Vieja, Sacatepéquez, con la que genera más de 90 empleos directos en la localidad.

Esta ampliación consiste en la adquisición de una manzana de terreno, la construcción de alrededor de 1,000 metros cuadrados y la compra de nuevo equipo para secar el barro (uno de los tres elementos básicos en la elaboración del filtro).

Además, se ampliará la capacidad de producción de 10,000 a 20,000 filtros mensuales, con los que se cubrirá la demanda de México y Centro América. Se estima que durante el 2018 se distribuirán 125 mil unidades, de las cuales, 75 mil serán para el mercado local y los restantes 50 mil se exportarán.

“Para el equipo que conformamos Ecofiltro es un orgullo presentar este día las nuevas instalaciones de la planta, con la que seguimos invirtiendo en nuestro país para poder dar a conocer y exportar este orgullo guatemalteco a otros mercados internacionales”, expone Philip Wilson, Director y Fundador de Ecofiltro.

Este invento nacional se ha caracterizado por sus beneficios a la salud, al ambiente y a la economía. Se estima que una familia que emplea el filtro tiene un beneficio anual de US$192.

En el caso de su Programa Escolar ha llevado agua purificada a más de 650 mil niños impactados en más de 2,800 establecimientos educativos en todo el país, colocando un filtro por cada aula y cocina.

Ecofiltro en cifras:

  • 70% de sus usuarios son del área rural
  • 350 mil filtros se han vendido desde el 2,010
  • 5 por año, decesos evitados por cada mil filtros en uso
  • 200 mil toneladas de reducción anual en emisiones de CO2