“Cambio de año, cambio de trabajo” es una frase común en nuestro país, pero cuando te presentas a la entrevista ves a cinco o más candidatos citados para la misma plaza vacante. ¿Cómo lograr ser el candidato elegido?, tenemos tan pocos minutos y solo una oportunidad para una buena impresión.

ManpowerGroup líder global en servicios y soluciones innovadoras de capital humano ha logrado identificar algunas acciones que apoyan al momento de presentarse a una entrevista de trabajo. Hay aspectos que ya conocemos como: realizar un curriculum claro, creativo con información actualizada y de interés, informarse sobre la empresa, una vestimenta apropiada y una comunicación verbal fluida y profesional. Sin embargo hay otros elementos de vital importancia que compartimos a continuación:

  • Habilidades no Verbales: De acuerdo con el investigador Albert Mehrabian, las señales y gestos tienen un 55% de impacto en los mensajes. Saber expresarse verbalmente no es suficiente para lograr impactar al reclutador, por lo tanto, utilizar herramientas corporales es necesario en medio de la fuerte competencia. Algunos gestos importantes en una entrevista es: mirada a los ojos, movimiento de manos moderadas y modular bien al momento de hablar.
  • Hablar de metas a largo plazo: Los candidatos talentosos no temen hablar sobre su futuro. Si el reclutador desea saber sobre las metas personales del aspirante, éste debe hablar sobre lo que planea lograr en caso de ser contratado por la empresa. Comparte tus aspiraciones profesionales y personales para el futuro.
  • Desplegar confianza: Hay una línea muy delgada entre confianza y arrogancia, las personas seguras de sí mismas pueden enfrentar cualquier situación y se hacen cargo de sus errores. Cuando el entrevistador pregunta por sus debilidades, el candidato debe añadir las lecciones aprendidas en dichas vivencias. Las debilidades no son negativas una vez trabajemos en mejorarlas, mencionar como hemos trabajado para convertirla en fortaleza.
  • Buscar resultados: La gente talentosa se preocupa por los resultados, es conveniente hablar sobre lo que se quiere lograr en la empresa sin que el entrevistador lo pregunte. La tendencia de la búsqueda de talento es determinar el manejo de indicadores y enfoque a resultados.
  • Hacer preguntas inteligentes: Los más brillantes son curiosos. Se deben hacer preguntas para aprender más de la organización y saber cómo funciona. Por ejemplo, es inteligente preguntar cómo se miden los resultados en el puesto al que se aspira al igual que conocer un poco más de los detalles y funciones de la plaza vacante.

Kristhal Galdámez, Encargada de Cuentas Claves Regional de ManpowerGroup señaló “Vivimos en un mundo laboral cada vez más competitivo, y es por ello que mientras más herramientas tengamos para sobresalir es mejor. El tener las aptitudes, actitudes y habilidades siguen siendo las más importantes,  pero la primera impresión siempre cuenta.”