Alrededor de 125 niños de la Fundación Protectora del niño huérfano “Casa Bernabé”, disfrutarán de un parque infantil B-Happy construido con llantas recicladas, donado por Bridgestone y su distribuidor en el país Llanresa.

Estos eco-parques consisten en la construcción de módulos de juego y zonas de recreo con llantas de desecho, con el fin de promover la reutilización para el beneficio de comunidades de una forma creativa e innovadora. El diseño de los mismos es realizado por profesionales en la materia, quienes garantizan la seguridad y resistencia del producto final.

La inauguración del parque se llevó a cabo este jueves 23 de noviembre en las instalaciones de la Fundación Protectora del Niño Huérfano “Casa Bernabé”, localizada en el kilómetro 25 de la carretera a El Salvador, en Ciudad de Guatemala.

El evento contó con la participación de Erick Herrera, Country Manager de Bridgestone Costa Rica, Roger Hidalgo, Director de Ventas de Bridgestone Centroamérica y Caribe y Fredy Yunes, Gerente General de Llanresa, así como de representantes de la fundación beneficiada.

“Los parques B-Happy refuerzan nuestro compromiso con el medio ambiente y las comunidades donde operamos, beneficiando a la niñez y la salud de las personas. Gracias a los parques construidos, hemos logrado reutilizar y disponer favorablemente de alrededor 2000 llantas de desecho”, comentó de Erick Herrera, Country Manager de Bridgestone Costa Rica.

A su vez, estas iniciativas permiten brindar un beneficio a los niños de las comunidades, ayudando a la concientización sobre la necesidad de reutilizar llantas usadas y colaborando con la mitigación de los criaderos de los mosquitos transmisores del Dengue, Zika y Chikungunya.

En Guatemala se han construido a la fecha cinco parques B-Happy, cuatro de ellos en colaboración con Llanresa. En total, desde que nació este proyecto, en el 2012, se han construido 36 áreas infantiles de este tipo en Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá, beneficiando aproximadamente a 50,000 niños.