Iniciativa impulsa el acceso a la energía renovable para poblaciones vulnerables mediante el desarrollo de micro centrales hidroeléctricas y la instalación de las estufas de leña mejoradas en Honduras, Guatemala y Nicaragua.

El Fondo Centroamericano para el Acceso a la Energía y Reducción de la Pobreza (FOCAEP), desarrollado en Guatemala, Nicaragua y Honduras, por la Fundación Red de Energía (BUN-CA), recibió la distinción Global Energy Award por el trabajo realizado en ese último país, que se oficializará hoy en el Día Mundial del Ambiente (5  de junio) en Viena, Austria.

La iniciativa FOCAEP, impulsada por BUN-CA, cuenta en Centroamérica, con el apoyo técnico y financiero del Programa GIZ/EnDev, una proyecto mundial que provee acceso sostenible a servicios de energía moderna.

En Honduras, el Fondo incentiva el uso de estufas mejoradas de leña las cuales reducen el consumo de este recurso natural en la cocción de alimentos y; además, alienta la instalación de micro centrales hidroeléctricas para dotar de energía a microempresas y comunidades que se encuentran aisladas de las redes de electricidad.

Los trabajos de FOCAEP, implementado desde el año 2013, se desarrollan en todos los departamentos de Honduras, en la zona Occidental de Guatemala y a lo largo de la costa Pacífica de Nicaragua.

A la fecha, se ha facilitado la instalación de 30 mil estufas mejoradas de leña, se han realizado 10 inversiones piloto en micro-centrales hidroeléctricas y sistemas solares, mediante una red de organizaciones de base comunitaria y microfinancieras, beneficiando  a unas 160 mil personas en los tres países.

Según José María Blanco, Director de BUN-CA, una de las metas del Fondo consiste en reducir los niveles de pobreza mediante el acceso a fuentes energéticas sostenibles, con un enfoque de mercado que haga posible que las mismas poblaciones beneficiarias participen en el financiamiento de las pequeñas inversiones.

“No obstante el aumento de la cobertura de la red eléctrica en Centroamérica en la última década,  todavía existen alrededor de 2 millones de hogares en la región que no tienen acceso a esa energía. Además, hemos estimado que 21 millones de personas en el Istmo (la mitad de la población), utilizan leña para cocinar sus comidas al menos tres veces al día”, explicó Blanco.

Iniciativa pionera

El galardón otorgado por la organización Energy Globe –con sede en Austria- que cada año reconoce las mejores iniciativas en cinco categorías: tierra, fuego, agua, aire y juventud; además, de plásticos sostenibles (http://www.energyglobe.info/en/award/about-the-award/).

“La creación del Fondo responde a un mecanismo financiero que surgió de la  de género y estimular el crecimiento económico en las zonas rurales, periurbanas y urbanas de los países objetivo a través del desarrollo de soluciones (estufas mejoradas de leña y micro centrales hidroeléctricas, entre otras formas) que sirvan de catalizador para la creación de mercados limpios y sostenibles, pero que aún no tienen acceso a las fuentes convencionales de la banca comercial”, añadió Blanco.

Las estufas de tecnología mejorada que se han instalado como parte de las iniciativas de FOCAEP disminuyen en un 50% el uso de la leña equivalentes a proteger unas 2,500 hectáreas de bosque tropical.