Kingston Technology Company, Inc., fabricante de productos de almacenamiento de memoria y soluciones tecnológicas, anuncia que celebra su trigésimo aniversario como proveedor de hardware tecnológico innovador para computadoras y dispositivos.  Kingston fue fundada el 17 de octubre de 1987 por el CEO John Tu y el COO David Sun.  Ambos continúan guiando a la compañía y se mantienen muy activos en las operaciones diarias.

La compañía continúa siendo el proveedor más grande de módulos DRAM entre fabricantes de productos no semiconductores y uno de los principales fabricantes de productos de memoria Flash, especialmente SSD, donde se ha convertido en una fuerza dominante entre consumidores y organizaciones que buscan actualizar sistemas y centros de datos existentes.

Kingston fabricaba un solo producto cuando comenzó en 1987 y ha evolucionado de manera constante y estratégica como compañía al controlar en la mayor medida posible el ciclo de producción, desde el procesamiento inicial de la oblea hasta el producto terminado, tanto para la DRAM como para Flash. La compañía lo ha hecho a través de la expansión, las inversiones estratégicas, las asociaciones y la adaptación a las necesidades de la industria en el menor tiempo posible.

La cartera de productos se ha expandido aún más en los últimos años a los audífonos, teclados, mouse y mouse pads con su marca de accesorios para videojuegos HyperX y los productos innovadores han ganado rápidamente elogios y aceptación entre los jugadores y atletas profesionales. En solo dos años HyperX despachó un millón de sus audífonos para videojuegos. En la actualidad, Kingston, a través de todas sus marcas y categorías de productos, ofrece más de 2.000 soluciones tecnológicas de calidad y realiza envíos a más de 120 países. Es una marca ampliamente reconocida y aceptada en todo el mundo.

“David (Sun) y yo estábamos casi sin recursos cuando comenzamos esta pequeña empresa hace 30 años y no había mucha gente haciendo lo que hacíamos excepto los grandes fabricantes de PC”, dijo John Tu, CEO y cofundador de Kingston. “No teníamos idea de cómo iba a ser, pero debido a mucha suerte y a personas con las que trabajamos anteriormente, que nos querían y que nos ayudaron, pudimos crecer lentamente y crear una organización exitosa. Me siento bendecido y afortunado cada día que entro en la oficina”.

“Nuestra buena fortuna como empresa se debe al buen trabajo de nuestros empleados y al respeto que tenemos unos por otros. Cuando John (Tu) y yo comenzamos esta empresa, queríamos que todos los que trabajaran aquí se sintieran como parte de una familia”, dijo David Sun, director de operaciones y cofundador de Kingston. “Nuestra filosofía durante los últimos 30 años ha sido ‘Si cuidamos de nuestros empleados y proveedores, ellos cuidarán de nuestros clientes’. Esto no ha cambiado y ninguno de los éxitos de Kingston sucede sin la familia”.