Por tercer año consecutivo van a ser intercambiados más  de 100  cascos  certificados  del  programa  de Responsabilidad   Social   Empresarial,  denominado Cascos  Amarillos,  los  cuales  serán  entregados  a Madres  guatemaltecas  quienes  circulan en motocicleta y  que  les permitirá regresar  protegidas a sus hogares

“Este tipo de donaciones de la empresa líder en la importación y comercialización de motos de dos ruedas y vehículos livianos de tres ruedas en Centroamérica, se hacen pensando en la integridad física de las mujeres guatemaltecas, quienes por motivos de trabajo o familiar se movilizan en moto”, agrega Romero.

Durante la actividad de entrega de los Cascos Amarillos, que cuentan con certificación internacional de seguridad (DOT), se hizo un llamado a las mujeres motoristas, a que tomen conciencia de la importancia del uso del casco y sobre todo de la protección que da para la integridad física de las personas.

La actividad se llevó a cabo en la sala de ventas de la empresa, ubicada en la zona 11 capitalina, donde por el Día de las Madres, acuden muchas mujeres que se preocupan por la seguridad personal y sobre todo la tranquilidad de sus familias.

“La modalidad es intercambiar cascos viejos o en mal estado, entregando un casco nuevo que permita tener la seguridad de viajar seguro en dado caso, durante la circulación por calles y avenidas, se produzca un accidente vial”, en Guatemala, de acuerdo con la información reportada por las autoridades están registradas a marzo de 2015, un total de 992,380 explica el ejecutivo de Masesa.

“El programa de los Cascos Amarillos tiene previsto para este 2015 seguir apoyando la seguridad vial en Guatemala y resto de Centroamérica, especialmente para los que manejan vehículos de dos ruedas, a quienes se les invita a respetar las leyes de tránsito del país y siempre usar, al conducir su moto, un casco certificado, en buen estado y abrochado en todo momento”, recalca Romero.

En las diferentes arterias citadinas y rurales podemos ver la circulación de miles de motoristas que salen a cumplir sus labores cotidianas, sin importar las inclemencias del tiempo y la cantidad de vehículos que transitan en el país, por lo que se hace necesario que tomen conciencia de la importancia de proteger su integridad física siempre que conducen una moto, ya que siempre hay alguien esperándolos en casa.

Durante los pasados siete años se ha contabilizado la entrega de más de 20 mil cascos protectores, los cuales han sido entregados durante diferentes festividades y actividades que permite hacer conciencia del uso del caso y respeto de leyes de tránsito, concluye el Gerente de Operaciones de Masesa, Orlando Romero al solicitar que los motoristas deben de respetar las leyes de tránsito.