Como parte de la labor filantrópica con la que se han caracterizado por varios años, la organización Shriners Internacional a través de su filial en Guatemala y Sanatorio El Pilar, realizaron el 1 y 2 de diciembre jornadas médicas en donde evaluaron a niños menores de 18 años, de varios departamentos del país, con afecciones ortopédicas, quemaduras y algunas otras lesiones.

La Jornada se desarrollo con la colaboración de un equipo de médicos especialistas, enfermeras, fisioterapeutas, trabajadoras sociales, etc.  Que viajaron de los Hospitales Shriners de la ciudad de México y de Cincinnati, en conjunto con médicos guatemaltecos que colaboran con el club Shriners de Guatemala.  También estuvieron presentes altos directivos de Shriners International para evaluar las condiciones locales de la población guatemalteca.  Por su parte Sanatorio El Pilar brindó todo el apoyo en equipo médico, así como instalaciones e insumos.

En el programa de esta jornada se evaluo a los pacientes que han aplicado en días anteriores para ser atendidos por la red de hospitales Shriners en Norteamérica.  Los aplicantes son evaluados por los médicos participantes para determinar el tratamiento a seguir, ya sea en Guatemala o en alguno de los hospitales de la red Shriners.

Los niños que califican para ser atendidos inician entonces el proceso para ser trasladados junto con un familiar, desde Guatemala hacia el hospital designado.  Las evaluaciones preliminares, el tratamiento y la atención pre y post operatoria del niño o niña son proporcionados sin ningún costo para los pacientes o sus familias, facilitando así los procesos de recuperación de por lo menos unos 25 menores por año, quienes reciben un tratamiento integral, que incluye rehabilitación y acompañamiento a las familias.

Dentro de las varias afecciones que atiende Shriners, se encuentran dos con mayor incidencia: quemaduras y sus secuelas, y problemas ortopédicos. Según estadísticas que maneja la institución; en Guatemala ocurren 50 mil casos de quemaduras al año. La mayoría correspondiente a niños de escasos recursos menores de 14 años de edad. En Guatemala se atienden alrededor de 4 mil consultas anuales. Teniendo como causas principales; el derrame de líquidos calientes, luego contacto con fuego y por último los accidentes con la electricidad, fuegos artificiales o manipulación de pólvora.

En cuanto a afecciones ortopédicas, en Guatemala se estima que, por cada mil niños nacidos vivos, 2.35 % tienen algún problema ortopédico, una tasa alta ya que la media mundial se ubica entre 1 y 1.5 %.  Sin embargo, estos pacientes tienen una buena posibilidad de recuperación si se atienden a edades tempranas.

“Estamos conscientes de esta problemática en Guatemala, estas jornadas cumplen la función de apoyo a las familias que no pueden enfrentar los gastos de estos procesos médicos, así como en la mejora de calidad de vida de los pacientes. Por lo que estamos complacidos en trabajar en conjunto con Shriners, colocando a disposición nuestro equipo médico”

César Paz, Director Médico Sanatorio El Pilar