El cambio climático, el efecto invernadero y la escasez de agua son algunos de los problemas que actualmente afectan al mundo. Keraben Grupo tomó la decisión hace 5 años de subirse al tren de apoyo al planeta y año con año mide su huella de carbono con el fin de reducirla a través de los procesos de fabricación de sus pisos cerámicos de  econocimiento internacional.

Desde 2011 Keraben Grupo logró reducir 20 % su emisión de gases de efecto invernadero (GEI). Esta iniciativa contribuye en el alcance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, relacionados con garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, los cuales son promovidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), e invitan a los gobiernos, ciudadanos y sector empresarial a trabajar para conseguirlos.

Durante 2016 la empresa alcanzó un ahorro de energía primaria de 630 Toneladas equivalentes de Petróleo (Tep); y redujo 1,360 toneladas de dióxido de carbono, que equivale a la preservación de más de 68 mil árboles al año.

Centroamérica, la cual contiene 8% de la biodiversidad total de la Tierra en 1% de su superficie, no se queda atrás en la búsqueda de mejores prácticas ecológicas que ayuden a preservar este delicado medioambiente. Keraben Centroamérica, sigue los pasos de Keraben Grupo en estas políticas como parte de los principios que rigen la responsabilidad ambiental en la fabricación de sus productos, ha implementado acciones como la utilización de empaques 100% reciclables y tintas totalmente solubles.