La Pradera y Molly Manners crean alianza para informar y educar a los padres de familia, a través de charlas sobre problemáticas que se desarrollan en la adolescencia

Muchas personas hablan sobre el Bullying como una problemática de “moda”, pero es necesario conocer a profundidad sobre el término y las implicaciones que se pueden presentar.

El término bullying se define con estas acciones: agredir o humillar a otra persona de manera repetida. Insultar, divulgar rumores, herir física o emocionalmente, e ignorar a las personas. Puede ocurrir en persona, por celular, en las redes sociales, en el colegio, en los lugares de residencia o en otros espacios en los que se encuentran con frecuencia los adolescentes.

“En La Pradera estamos conscientes que la familia es la base de la sociedad y que cada uno de sus miembros es importante. Es por ello que hemos diseñado charlas informativas para los padres de familia, sobre situaciones y problemáticas de los adolescentes, con el objetivo de educar y alertar a todos los involucrados sobre estos contextos”, indicó Yaquelin Sáenz, Gerente General.

¿Cómo hablar con mi hijo sobre el Bullying?

Cree una atmósfera de confianza en la que sus hijos se sientan cómodos de hacer cualquier tipo de pregunta o comentario sobre las situaciones que viven. Esto es esencial fomentarlo desde pequeños para que, al llegar a la adolescencia, continúe la comunicación libre y abierta.

Tenga claro que, si lo comparte, significa que la situación le afecta mucho. Es por ello que nunca debe decirle a su hijo que ignore la intimidación.  Escúchelo y preste atención a cada detalle de su conversación.

¿Cómo identificar que mi hijo está siendo acosado?

  • Presenta cambios en su comportamiento (tristeza, llanto, irritabilidad).
  • Sufre de pesadillas, cambios en el sueño y/o alimentación.
  • Padece de dolores corporales, de cabeza, de estómago, vómitos.
  • Pérdida o deterioro frecuente de pertenencias escolares o personales: lentes, cuadernos, mochila, etc.
  • Presenta aparición de golpes, moretes, rasguños. Cuando se le pregunta por ellos, pone excusas.
  • Falta de deseos de salir o de relacionarse con sus compañeros.
  • Se niega a ir a excursiones o salidas del colegio.
  • Se niega, protesta o dice que está enfermo para faltar al colegio.
  • Quiere ir acompañado a la salida o entrada del colegio.

¿Qué acciones se deben tomar si mi hijo es acosado?

  • Felicite a su hijo por su valentía al hablar sobre lo que está pasando: recuérdele que no está solo.
  • Escuche con atención lo que su hijo o hija relata sobre el incidente: pida que describa quienes estuvieron involucrados.
  • Averigüe todo lo que pueda sobre las tácticas que están siendo utilizadas.
  • Establezca un lazo de empatía con el adolescente: recuérdele que no es su culpa y que tomará las acciones pertinentes.
  • No culpe a su hijo por ser molestado: no suponga que él ha provocado las agresiones.
  • No fomente las represalias físicas ni de ningún tipo.
  • Controle sus emociones.
  • Póngase en contacto con el establecimiento educativo.
  • Pero, sobre todo: ¡Escuche a su hijo/a!

¿Qué debe hacer si descubre que su hijo es acosador?

  • Aclárele que usted toma seriamente los actos de intimidación y que no tolerará dichos comportamientos.
  • Desarrolle reglas claras y coherentes dentro de su familia para el comportamiento de sus hijos.
  • Pase más tiempo con su hijo y supervise sus actividades.
  • Conozca a los amigos de su hijo y esté atento a cómo pasan su tiempo libre.
  • Promueva los talentos de su hijo alentándolo a participar de actividades sociales, deportivas, etc.
  • Comparta sus preocupaciones con el maestro o consejero. Y si es necesario, hable con un profesional de salud mental.

Hablar sobre el bullying es importante, independientemente de si su hijo está involucrado. Es una forma de prevenirlo y de generar espacios de diálogo y confianza.  Muchas veces, es necesario que los padres y las madres inicien la conversación.”, comentó Margarita Bonduel, psicóloga clínica y copropietaria de Molly Manners.