En esta época de huracanes y lluvias torrenciales es importante resguardar nuestros hogares y es por eso que los expertos en pintura y recubrimientos de Glidden comparten una serie de recomendaciones que podrán ayudarte para que no pierdas lo que con tanto esfuerzo has adquirido.

Marco Aurelio González, embajador de la marca de pinturas Glidden, propiedad de PPG Comex, explica que no proteger adecuadamente el techo de una vivienda para que soporte las lluvias e inclemencias del tiempo, tiene como consecuencia el desprendimiento de la pintura de la losa del cielo raso, la oxidación de las varillas de acero que sostienen al cielo raso y al final, el incremento del tamaño de las fisuras y manchas rojizas en los techos.

Según el experto, quien cuenta con más de 45 años de experiencia en el rubro, “esto se da porque al aplicar un revestimiento para techos se cometen errores básicos, como no seguir las instrucciones al pie de la letra, especialmente al aplicar la primera mano”. González explica que el producto debe diluirse antes de aplicarse la primera mano, lo que le permitirá penetrar en las fisuras y pequeñas rajaduras de la losa, las cuales que se producen por el asentamiento de la casa o edificio.

González agrega que otro error es “no aplicar las manos indicadas y si se hace, no se aplican en forma cruzada (es decir, una vez de manera horizontal y otra de manera vertical). Esto da una película más uniforme y sin fallas”.

Para proteger lozas y techos, los expertos y maestros pintores utilizan impermeabilizantes elastómericos de fácil aplicación como Roof Coating de Glidden. La ventaja de este tipo de productos es que, aparte de sellar fisuras y evitar el paso de la humedad exterior, reducen la temperatura interna de la habitación, tiene un tiempo de vida más duradero y es más resistente a los rayos ultravioleta sin perder la elasticidad. Cuando se aplica sobre techos metálicos, disminuye la temperatura, el ruido de la lluvia y alarga la vida del mismo techo.

Manos a la obra

El experto, explica que el Roof Coating se puede aplicar en cualquier tipo de techos (concreto, metálico esmaltado o de zinc y de fibrocemento). Para preparar el techo de concreto y fibrocemento antes de aplicar el impermeabilizante, González indica que la superficie debe de estar limpia, libre de toda suciedad, grasas, hongos y algas. Los techos metálicos y esmaltados deben estar limpios, libres de hongos, algas y óxidos y, si existieran áreas oxidadas, sobre estas debe eliminarse el óxido y aplicarse primero un anticorrosivo, luego el Roof Coating. Si el techo es de zinc, debe estar libre de todo tipo de suciedad, grasas, hongos y algas antes de aplicar el revestimiento.

Una vez listos para la aplicación, hay que agitarlo bien el producto hasta lograr que esté homogéneo, diluir la primera mano de acuerdo a las instrucciones y aplicar las dos manos siguientes en forma cruzada.

Si se realiza este proceso siguiendo las instrucciones y aplicando las tres manos de forma cruzada, González asegura que “puede durarle un promedio de 4 años hasta la próxima aplicación, lo que no sólo le ahorrará cientos de dólares en reparaciones innecesarias y gasto energético, si no también le ahorrará muchos dolores de cabeza”.

Otros consejos

  • Libera los desagües: Revisa los registros de los desagües en la calle, que estén libres de hojas y basura.
  • Poda los árboles: Si son de tu jardín, con llamar al jardinero será suficiente. Pero si son los de la calle, lo mejor es solicitar en el municipio que te corresponde que acudan a cortar las ramas.
  • Revisa que los desagües estén despejados: tanto de basura como de nidos de aves y de cualquier otra cosa que obstruya el paso del agua.
  • Coloca silicón en los tragaluces y domos: Si no están bien sellados tendremos lluvia en salas, pasillos o habitaciones.
  • Cuidado con las instalaciones eléctricas: Con el paso del tiempo el revestimiento que resguardan los cables de la electricidad se perfora o rompen.

 

Attachments