Ternium, una de las compañías líderes en siderúrgica de América Latina, cuenta con un plan de Responsabilidad Social Empresarial que se enfoca en el remozamiento de escuelas aledañas a la planta, con el fin que más niños puedan recibir educación en condiciones óptimas.

Este plan se desarrolla desde el 2015 y cada año el objetivo es remozar una escuela. Por ello, el 25 de noviembre, recién pasado, además de todo el material requerido, un equipo de más de 100 voluntarios de la compañía apoyó con mano de obra en la Escuela Oficial Urbana Mixta N. 680 San Antonio, ubicada en San Miguel Petapa.

El trabajo consistió en el cambio de lámina del techo de áreas como aulas, dirección, cocina y canchas; además de trabajos de pintura para darle un toque especial al año escolar que está por iniciar. Con esto, más de 1,500 niños recibirán clases en condiciones óptimas para mejorar su ambiente escolar.

En este tiempo se ha apoyado a tres escuelas con un presupuesto de más de Q225,000, que consiste en todo el material requerido más la mano de obra que es el aporte de los trabajadores de la compañía como tiempo de voluntariado.

“Estamos muy contentos y satisfechos de haber logrado la meta de una escuela más, porque sabemos lo importante que es para los niños contar con aulas que sean adecuadas para recibir sus clases”, comenta Sebastián Castro, Director de Ternium en Centroamérica.

“Además de eso, nos sentimos orgullosos que cada vez más colaboradores de Ternium y sus familias se suman a ayudar. Estamos seguros que, apoyando de esta forma e involucrando a nuestro personal, lograremos grandes cambios en la comunidad donde operamos y en la sociedad”, puntualiza el director.